Clases de Montacargas

El Montacarga y su clasificación En Megalift Solutions te brindamos la mejor asesoría y los mejores equipos. Por ello te enseñamos y educamos sobre los montacargas, su lugar para ser utilizados y la clasificación de cada uno

¿Cómo se clasifican los montacargas?

Cuando de movilizar grandes cargas de un lugar a otro se trata, ya sea en una construcción o en un almacén, el mejor compañero es el montacargas. Sin embargo, debemos saber qué uso le daremos y en qué condiciones lo estaremos empeñando. Es por lo anterior que debemos conocer los diferentes tipos o clases de montacargas.

Clasificación según el motor:

En una clasificación general, podemos hablar de dos grupos: los montacargas eléctricos y los montacargas de combustión. Si bien, se cuenta con una clasificación detallada y dividida en hasta siete tipos, de acuerdo con la Asociación Industrial de Montacargas (I.T.A.), comencemos por explicar las diferencias entre los eléctricos y los de combustión.

  • Montacargas eléctricos: como su nombre explica, trabajan con una batería compuesta de ácido o litio, la cual tiene un rendimiento de seis (6) a doce (12) horas. Sin embargo, hay que mencionar que estos suelen ser más costosos, pero a la larga serán más económicos, debido a su mantenimiento y a que consumen menos combustible. Asimismo, también son más silenciosos y además no son contaminantes, por lo que son ideales para ser utilizados en espacios cerrados.
  • Montacargas de combustión: los motores de estos equipos son alimentados con gasolina, gas licuado del petróleo (LPG) o Diésel. La gran ventaja de estos es su rápido re-abastecimiento en comparación con los eléctricos, debido a que no requieren recargar su batería. Dentro de estos montacargas, el que menos nivel de contaminación posee, es el que usa LPG como combustible.

Montacargas según su Funcionamiento:

Por otra parte, y como mencionamos anteriormente, la I.T.A. clasifica los montacargas en 7 clases, las cuales son:

  • Clase I: montacargas eléctricos que cuentan con tres llantas sólidas y un contrapeso ubicado en la parte posterior para evitar volcaduras.
  • Clase II: montacargas eléctricos de menor tamaño, ideales para ser utilizados en pasillos de supermercados, y también poseen llantas sólidas.
  • Clase III: equipos eléctricos operados de pie, que poseen una palanca en la parte posterior o en el centro y, generalmente también son usados en interiores.
  • Clase IV: montacargas de combustión, diseñados con un contrapeso, un asiento para el operador y utilizan neumáticos sólidos.
  • Clase V: idénticos a los montacargas de Clase IV, de combustión, con la única diferencia en que utilizan llantas neumáticas en lugar de sólidas.
  • Clase VI: pueden ser eléctricos o de combustión interna, usan neumáticos sólidos y por lo general son empleados en terrenos difíciles.
  • Clase VII: similares a la Clase VI, pero utilizan la combustión interna en casi todos sus ejemplares, y es por ello que normalmente son utilizados en granjas o proyectos de agricultura y en construcciones de grandes escalas en terrenos complicados.

Ya que conoces todas las clasificaciones, puedes tener una noción más clara de cuál necesita tu negocio. Por esto te invitamos a contactarnos y cotizar el que más se adecue aquí

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *